¿Quién es responsable de las reparaciones durante un contrato de arrendamiento; el arrendador o el inquilino?


Todo se centra en los términos y condiciones previstos en el contrato de arrendamiento firmado por el inquilino y el propietario. Aunque este contrato de arrendamiento menciona las responsabilidades del inquilino con respecto a las reparaciones, es muy común que surjan disputas entre los inquilinos y los propietarios. Ésto resulta de la falta de especificaciones relacionadas con algunos aspectos de las reparaciones y el mantenimiento en el contrato de arrendamiento. Conozcamos las responsabilidades que le corresponden a los inquilinos y cuáles son las responsabilidades que le corresponden a los propietarios. 

Reparaciones que son responsabilidad del arrendador 

La responsabilidad de mantener la unidad habitable concierne al propietario cuándo está ocupada por un inquilino. La parte estructural debe ser manejada por el propietario, por lo que debe reparar las fugas en el techo y las reparaciones de la pared externa cuando la situación lo amerite. 

Los propietarios son también responsables del cableado eléctrico y la plomería, de manera que un inquilino puede solicitar estas reparaciones siempre que se manifieste un problema por el cableado o las tuberías. Si algo sale mal con la estufa o la cerca eléctrica, es también el propietario quien debe pagar por su reparación. Del mismo modo, debe cuidar el sistema automático de la reja y las bombas instaladas en la piscina. 

Por último, es responsabilidad del propietario asegurarse de que se cumplan todas las normas de salud y seguridad al igual que se realicen inspecciones oportunas. 

Responsabilidades de los inquilinos 

Mientras que la responsabilidad de mantener la unidad habitable concierne al propietario, la responsabilidad de algunas reparaciones recaen sobre los inquilinos. Las reparaciones necesarias por el uso y desgaste normal deben ser llevadas a cabo por el propietario, pero las reparaciones necesarias debido a un mantenimiento deficiente de los inquilinos no son su responsabilidad. Si el daño a la estructura es causado por un acto de omisión por parte del inquilino, su reparación se convierte en su responsabilidad. El no informar los problemas que causan roturas en los electrodomésticos o estructuras dañadas pueden ser responsabilidad del inquilino. Por ejemplo, la responsabilidad de limpiar anualmente las canaletas conciernen al propietario, sin embargo, el inquilino no puede quejarse de los desagües bloqueados o del techo con fugas si no limpia correctamente ni mantiene las canaletas. 

Por otro lado, los filtros del aire acondicionado suelen ser responsabilidad del inquilino. La mayoría de los propietarios esperan que los inquilinos realicen reparaciones menores (menos de $120) a tiempo de manera que no se conviertan en grandes problemas. Lo más prudente por parte del propietario es comunicar lo que espera del inquilino al momento de firmar el contrato de arrendamiento.


Obtenga su guía

Todo lo que necesita saber antes de comprar o vender

Soy un comprador Soy un vendedor

Encuentra la casa de tus sueños

Contacto

CONTÁCTAME

Completa el formulario con tus datos y el tipo de asesoría que necesitas y te contactaremos en breve.

Related Logos